miércoles, marzo 26, 2008

Buscar la verdad




Hace poco tuve la oportunidad de ir a Ecuador a grabar un video.

Se me había dicho que como ciudadano mexicano no requería visa alguna para ir a la mayoría de los países de latinoamérica, incluyendo Ecuador. Investigué por internet y todo confirmaba esa información. Fue en el aeropuerto, con mi equipaje, mis cámaras y boleto pagado que fui notificado de que sí requería una visa. La compañía que me contrató intentó tramitar una visa rápidamente pero les dijeron que el tiempo de trámites es de mínimo tres semanas, y además, al ver lo que pedía el gobierno ecuatoriano para esos trámites, mis ilusiones de volar por primera vez a sudamérica, se evaporaron.

Casi piden más papelería que los americanos.

Me cuenta Felipe Dávalos que en los 70s él y su mujer pudieron atravesar gran parte del continente en un vocho. Lo mismo me contó mi amigo Sergio González, y en un vehículo similar. Sin visas ni problemas con las leyes de inmigración. Algunos sustos en medio de la selva con con grupos de soldados que los apuntaban con sus rifles, es todo.

Ahora que vivimos en soiedades más 'avanzadas', las fronteras se refuerzan y todo apunta al aislamiento.

Europa, por el contrario, se integra.

Dicen que las FARC son una bola de asesinos, que están ligados al narco, que matan civiles y que son el mismísimo demonio.

No les creo.

Tampoco les creo a quienes defienden a capa y espada esos movimientos y los idealizan.

Para saber de qué se trata semejante fenómeno hay que estar ahí. Y si yo tuviera la oportunidad, haría exactamente lo que unos jóvenes mexicanos estaban haciendo en Ecuador cuando aviones Colombiandos bombardearon los campamentos de las FARC. Buscar la verdad.

Estar donde se da el fenómeno. Eso nos lo enseña la ciencia.

¿Qué pasaría si el gobierno de México se diera cuenta por ejemplo, que guerrilleros mexicanos se esconden en Laredo y se diera la orden del jefe de nuestras fuerzas armadas (o sea Calderón) para bombardear esa ciudad fronteriza de EEUU, resultando muertos ciudadanos americanos y algunos franceses y Alemanes????

Me da mucha risa de pensar en lo que pasaría y compararlo con la actitud de Felipe Calderón.

Tengo amigos Colombianos, Ecuatorianos y Venezolanos. Todos sufren sus gobiernos igual que nosotros, pues todos viven en el exilio.

Sólo ellos saben cómo están las cosas en su país, y si uno, extranjero, quisiera enterarse, pues no hay otra mas que vivir en carne propia esa realidad. Los estudiantes mexicanos que estaban en los campamentos de las FARC estaban en todo su derecho de estar ahí, pues no estaban cometiendo ni un crimen, sino por el contrario, estaban cumpliendo con su deber como universitarios, que es buscar saber más. El conocimiento debe buscarse siempre. no basta con creer lo que le dicen a uno y etiquetar sin cuestionarse una situación tan compleja. Ello, por otro lado, no debería ser tampoco motivo para poner en peligro nuestra integridad, bajo ninguna circunstancia.

Los movimientos sociales existen porque existe el caldo de cultivo en las golpeadas poblaciones de latinoamérica. La represión es sólo la estúpida respuesta de gobernantes que le deben todo a intereses distintos a los su propio pueblo. Ni los ven ni los escuchan.

Pero nosotros sí debemos aprender a ver y a escuchar, y cuestionar todo lo que se nos presenta, sobre todo en los medios, como la verdad suprema.

4 comentarios:

Danny Ayala Hinojosa dijo...

"Dicen que las FARC son una bola de asesinos, que están ligados al narco, que matan civiles y que son el mismísimo demonio"

Parece que no lees las noticias, lo único falso es que sean el mismo demonio, si el demonio existe estarían en fuerte competencia.

Saul dijo...

Hola Danny, gracias por tu comentario.

¿A qué te refieres con "noticias"?

¿Quién hace esas noticias y qué intereses hay detrás?

Por ejemplo puedo usar mi experiencia de vivir en EUA, país en el que para los norteamericanos, gracias a las "noticias", México no es más que un país habitado por narcos, prostitutas y gente sucia e ignorante.

Así que, ¿porqué creer lo que nos dicen de tal o cual país, movimiento social o régimen de gobierno?, ¿no sería mejor averiguarlo por uno mismo?

Ese es mi punto.

Carlos dijo...

Hola

La Vacuna dijo...

Hola Saul, como andas, tanto tiempo soy Carlos de La Vacuna no se si recuerdes, bueno, te comento que me encuentro trabajando por acá en la meca del conflicto sudamericano,, así es en Quito, Ecuador ya llevo 1 año y medio por estas tierras. Vine a parar con tu blog de esas veces que andas haciendo click acá y otro click por otra parte, en estos ratos de ocio. He leído que estuviste a punto de venir acá a Ecuador, sabes las puertas de mi casa están abiertas por si un día te animas, te paso mi mail para ampliar la charla: eldoctorsiniestro@hotmail.com,,,, cuídate y bastante interesante tu blog, que bueno que sigas haciendo cosas,, keep walking,,,, saludos y éxitos